El candidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que podría no cancelar el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, como lo ha declarado desde que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto anunció dicho proyecto.

“me convencen de que la ubicación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México es la correcta, estoy dispuesto desde luego a rectificar mi postura sobre el proyecto”

Durante su gira en Nuevo León, el candidato morenista señaló que si el Gobierno Federal y presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, logran convencerlo sobre la necesidad de continuar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM), él estaría dispuesto a rectificar su postura.

Tras ratificar que de llegar a la Presidencia de la República revisará los contratos de obra, aseguró que tiene a un equipo de expertos técnicos que estarían revisando los contratos, para que sean transparentados.

Afirmó que el propósito es que “se beneficie a la gente”, por lo que, si los técnicos le demuestran que se encuentra en un error, cambiaría de parecer, pues dicho proyecto representa un gran inversión, por lo que debe estar justificado.

Incluso su asesor económico Abel Hibert había declarado durante la conferencia LatinFinance, celebrada en febrero en la Ciudad de México, que existía la posibilidad de que el nuevo aeropuerto no cambiara de sitio, porque reconoció que esto representaría un gran costo.

“Creo que el proyecto puede concluir en el futuro”

Días atrás, López Obrador había señalado, en su insistencia de cancelar la construcción y en su lugar construir otra terminal en Santa Lucía, como un intento de tranquilizar a quienes invirtieron en bonos, que el Gobierno Federal los respaldaría, “no van a perder, se van a respetar esos bonos y no van a ser afectados”.

López Obrador ha hablado en todos los foros, desde antes de la precampaña incluso, que estaría cancelando la construcción del NAICM, sin embargo, en esta ocasión reconoció ante empresarios que podría echarse para atrás.

Sin embargo, para cuando finalice la administración del Presidente Enrique Peña Nieto, la construcción de dicho aeropuerto, de acuerdo a lo proyectado, se habrá contratado entre el 85 y 90% de la obra total, en la que 40 mil personas trabajan diariamente las 24 horas del día, durante los siete días de la semana.

Pero a pesar de ello, López Obrador dijo que estaría presentando amparos, pues dichos contratos habrían sido asignados de manera corrupta.

“Los que defienden el que se construya el aeropuerto en el lago de Texcoco están metidos en el negocio de la corrupción; claro que tienen todo el derecho de defender su negocio, por eso declaran que quieren que yo acepte contratos leoninos, manchados de corrupción; no voy aceptar, cero tolerancia a la corrupción”.

El candidato de Morena-PT-PES señaló en su visita al Municipio de Apodaca, Nuevo León, que se encuentra en espera de que los empresarios le comprueben la necesidad el proyecto, para lo cual convocó a una mesa de análisis con expertos, para que entonces defina su postura.

 

3 COMENTARIOS

  1. este tiene alzhaimer?? es bipolar? ya le estan llegando al precio? de repente le llego el aire de la rosa de guadalupe? o que le paaasaaa??? eso es lo que ofrece? un gobierno lleno de volatilidad, inestabilidad de propuestas y estas dependiendo del humor de este loco?

  2. su carrera lo marca, conflictivo, enfermo de poder, ha sido un lastre para el país, hay que frenarlo, que no siga sembrando el odio

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí