Entre las propuestas en salud que más destacaron durante el tercer debate presidencia fue la idea de Andrés Manuel López Obrador, de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, sobre desaparecer el Seguro Popular.

“El Seguro Popular no es seguro ni es popular; va a desaparecer. La gente que hoy lo tiene, va a tener un mejor servicio… una caja de medicamento para diabetes que cuesta 15 pesos, el gobierno lo compra 150 pesos más”, comentó.

El candidato de la coalición ‘Por México al Frente’, Ricardo Anaya Cortés, planteó que “el expediente clínico electrónico es el primer paso para una auténtica convergencia para que la gente pueda ir de manera indistinta a cualquier hospital”.

Esta propuesta es, básicamente, integrar todos los sistemas de salud: IMSS, ISSSTE y Seguro Popular.

“Otra realidad” que señaló el candidato “es que la gente va a la clínica y no hay medicinas suficiente, no hay médicos, no se diga en fines de semana, por las noches”, por lo que se comprometió a garantizar que haya médicos, enfermeras y medicinas en todas las clínicas y hospitales del país, también las 24 horas.

José Antonio Meade, de la alianza ‘Todos por México’, dijo que, en caso de ganar la Presidencia, invertirá 30 mil millones de pesos en 3 mil nuevas clínicas y hospitales equipados, en el abasto de medicamentos, en más de 90 mil nuevas camas en hospitales, para crear más de 32 mil nuevos consultorios y en la adquisición de 3 mil nuevas ambulancias.

El independiente Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’ dijo que planea involucrar a hospitales privados con tecnología y capacidad. “No es sólo infraestructura pública, sino involucrar a la privada”, comentó.

Compartir

1 COMENTARIO

  1. es un disparate desaparecer el seguro popular!!! mucha gente de bajos recursos se beneficia de eso! yo conozco gente cercana que se ha operado ahi y le ha ido muy bien y la verdad que no tienen otra forma de asegurarse

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí